La realización regular de los ejercicios de suelo del método Pilates nos aporta diversos beneficios tanto a nivel psíquico como físico.

Uno de los beneficios más importantes es el desarrollo del control muscular sobre nuestra columna vertebral potenciando la estabilidad sobre la pelvis y el tronco, muy beneficiosos ambos para la prevención y mejoría de las lesiones de columna.

 

 

El fortalecimiento de dichas zonas nos ayudará a generar un equilibrio muscular que, basándonos en el control cuerpo-mente, nos ayudará a alcanzar un bienestar general. 



 

 

 

Otro de los beneficios del método Pilates es la forma que tiene de enfocar los ejercicios, que basándose a su vez en el control postural y la respiración, nos ayudará a realizar en todo momento un ejercicio consciente que fomenta el uso de todos los músculos de nuestro cuerpo. 

 

 

Los grupos son reducidos (máximo cinco personas) y dirigidos por un fisioterapeuta para una correcta realización de los ejercicios.